Relatos

Consciente junto al techo

Una fuerte vibración que empezó en mi frente y se extendió por toda la cabeza y que finalmente hizo temblar bruscamente todo mi cuerpo, me despertó, y lo debería decir con mayúsculas porque estaba totalmente consciente, me despertó junto al techo de mi habitación. A tan solo unos centímetros. La sensación de estar suspendido anuló por completo la posibilidad que aún albergaba de estar simplemente soñando.

Proyecté en mi mente una intención

Supe controlar la euforia. —En otras ocasiones esa euforia me devolvía al cuerpo y no podía disfrutar del viaje—. Noté mucha calma y me sentí como acompañada en ese viaje ya que, yo antes de la sesión de Reiki, empecé a proyectar en mi mente una intención, y la verdad es que funcionó pues me sentí acompañada en todo momento. Quiero decir que no vi nada, pero lo sentía todo.

El día que despiertas

Este día en el que despiertas te sientes especialmente lúcido. A tu alrededor la luminosidad es delicadamente agradable… y lo comprendes todo. Todo quiere decir todo. Absolutamente todo sin que haya lugar para palabras ordenadas. Todo quiere decir... un único pensamiento coherente y esclarecedor de aquello que en verdad tú eres. Todo incluye lo rutinario que se torna ahora comprensión. Que se torna ahora especial. Un día en el que por observarte unos minutos comprendes tu naturaleza…

Elevado cerca del techo

Me quedé atónito al sentir que estaba flotando en el aire, rígido y horizontal, distante unos pocos palmos de mi cama... Al darme la vuelta, cosa que hice por un impulso inconsciente, me vi tumbado en el lecho, estático y sin movimiento. Me sentí unido al cuerpo físico que yacía en la cama, a algo más de un metro de distancia de donde yo me hallaba, por una especie de cordón elástico...

¿Te sientes a salvo durante el sueño?

Acababa de abrir los ojos. Me sentía sudoroso y me molestaba la garganta como si me la hubieran arañado desde dentro. En mi pensamiento y solo en mi pensamiento permanecía todavía gritando. Eso o había perdido las cuerdas vocales, pues no emitía sonido alguno. Cosa que me producía una ansiedad como no recordaba haber tenido nunca. Mi cuerpo estaba inmóvil. De esto era totalmente consciente. Estaba despierto o al menos casi despierto. No sé que me incomodaba más; no poder moverme o no conseguir que mis gritos llegaran a alguna parte… - - - Normalmente la conciencia dispone de mecanismos de protección y siempre estamos a salvo. Se trata de una fuerte expansión de las energías y de la presencias de los amparadores. Pero unas pocas personas, sin intención alguna, inconscientemente, no disponen de estos mecanismos de seguridad espontánea y son más vulnerables. ¡Aprende a protegerte! Duerme tranquilo y confiado. Disfruta de tus sueños y aprende en tus proyecciones astrales.

Desdoblamiento. Experiencia personal

Desdoblamiento. Experiencia personal de Mary Silva. Empecé a sentir una especie de entes acechándome, uno me intentó tomar el brazo pero seguí instrucciones de un libro que leí y le puse frente, le grite -¡ya no más! y !déjenme en paz!-, no sentí tanto miedo. Escuchaba a mis compañeras de piso hablar aún en la habitación de al lado... Experiencia comentada didácticamente por Alberto José Sánchez, director de CienciasEvolutivas.com