Terapia de hipnosis clínica

Nuestra mente es un gran procesador de datos e imágenes. Nuestra mente, nos indica día a día como debemos comportarnos siguiendo una serie de patrones a partir de los aprendizajes y vivencias hechas a lo largo de toda una vida. Aprendizajes, en ocasiones erróneos que ya no nos sirven en nuestra vida actual, pero que a menudo no sabemos desprendernos de ellos, a pesar de ser conscientes de su influencia negativa en nuestra vida diaria.

Con la terapia de Hipnosis Clínica , el hipnólogo nos ayuda a cambiar estos procesos que ya no nos sirven por unos más adecuados y actualizados, siempre partiendo de esos recursos y principios propios que todos poseemos pero que, tal vez, no sabemos utilizar.

Podemos hacer que las diversas situaciones o recuerdos que nos dañan dejen de perturbarnos y nos impidan disfrutar de la vida y sentirnos bien.

 

¿Cómo se desarrolla una terapia de hipnosis clínica?

La primera fase de la terapia consiste en una relajación física guiada, mediante técnicas de relajación o distensión progresiva de los distintos grupos musculares. Esta relajación es lo suficientemente intensa como para hacer creer al paciente que está en fase de sueño, cuando en realidad no lo está.

Durante la segunda fase el terapeuta guía al paciente a lo largo de una serie de auto-visualizaciones cuyo objetivo es focalizar la mente consciente preparándolo para la introducción de la terapia adecuada a su patología. De manera que, el paciente percibe la terapia como propia y así, desde ese mismo momento, comienza a variar y corregir sus distorsiones.

La Hipnosis Clínica es una terapia rápida a la hora de conseguir resultados satisfactorios y duraderos. Se sabe que con la Hipnoterapia se inhiben ciertas áreas neuronales del córtex a la vez que se estimulan otras. Todo esto se ha podido constatar mediante electrocefalogramas.

Para desarrollar la tercera fase de la terapia, es bueno conocer antes ciertos conceptos en el funcionamiento del cerebro humano y su relación fisiológica con la terapia de hipnosis clínica.

En el lóbulo frontal de nuestro cerebro tenemos los dos componentes de nuestra conducta: el consciente y el subconsciente. El consciente es la parte absolutamente racional, calculadora, lógica, sensata y razonable. El subconsciente, por su parte, es emocional y sensitivo.

En teoría, nuestra conducta debería estar fundamentada al 50% de consciente, y al 50% de subconsciente, sin embargo en la práctica no es así, normalmente las personas son o más racionales o más emotivas. Parece ser que, el equilibrio perfecto es más bien una tendencia que un hecho.

El consciente es el área donde se llevan a cabo las funciones que nos pone en contacto con el medio exterior, mediante la observación y el análisis de todo lo que se pueda percibir por los cinco sentidos. Cuanto mayor es la impresión consciente recibida, mayor será la intensidad de esa percepción en el subconsciente, encargado éste, de transformar la información en realidad.

El consciente, analista y racional, presenta una Barrera Cortical de Censura de acuerdo con los valores y principios aprendidos por el individuo, según los cuales, evalúa todo a lo que tiene acceso de una forma razonable o no. No obstante, se puede establecer una técnica para hacer creer al consciente que está en fase de sueño. El consciente se inhibe y el subconsciente toma el control.

En ese preciso momento, la información a la que pudiera tener acceso, atravesaría la Barrera Cortical de Censura, se introduciría en e subconsciente y pasaría a la memoria directamente, ya que el consciente está en estado de sueño.

Básicamente, esto es lo que conocemos como Hipnosis. La hipnosis es un sistema perfecto, sin fallos y sin posibilidad de error, pues se basa en una respuesta orgánica.

Durante la tercera fase de la terapia el hipnólogo clínico utilizará diferentes técnicas de intervención terapéutica dependiendo del tipo de paciente y del trastorno que deba resolver. Ya sean éstos derivados de un shock emocional traumático, de una cognición equivocada de las cosas, de una conducta que requiere modificarse, de procesos o conductas derivados de situaciones psicotraumáticas anteriores, así como, terapias de hipnoanálisis en busca de la causa raíz que ha originado el desequilibrio o trastorno.

Las respuestas de como resolver un trastorno de un paciente, está siempre en el mismo paciente que lo sufre, solo es necesario buscarlas y aplicarlas adecuadamente.

Otro tipo de terapia es la enfocada a mejorar el rendimiento en ciertas áreas y actividades del individuo o de un grupo, como son las actividades deportivas ordinarias o de alto rendimiento; las actividades escolares en cuanto al aprovechamiento óptimo del aprendizaje y posterior desarrollo de la temática; exámenes, entrevistas, etc. Para ambas, la deportiva y la intelectual, es fundamental una serenidad y concentración altas que, a través de la hipnosis clínica se alcanzan con facilidad.

La hipnosis es la terapia clínicamente probada más eficaz y más rápida que existe actualmente.

Alberto José

 

Haz click aquí.Solicita información
Trato personal

Alberto José Sánchez
630738445

Cita previa

 

Terapias

Adicciones
Agresividad
Alcoholismo
Angustia
Ansiedad Autoestima
Complejos
Comunicación
Deporte

Depresión
Dolor crónico
Dolor de cabeza
Estrés
Estudio, ayuda al
Exámenes
Fobias y temores
Impotencia
Inseguridad

Insomnio
Enuresis
Obesidad
Obsesiones
Pesadillas
Soledad
Tabaquismo
Timidez
Trastornos emocionales

 


Josep Salvans Parra
Alberto José Sánchez Gracia
© 2008 - 2014, Centro de Energía Cuántica y Ciencias Evolutivas®