Las Runas

EL ORÁCULO DE LOS DRUIDAS

Secretos no puede haber en el mundo porque cualquiera puede descubrirlos, pero el CONOCIMIENTO es solo para el que lo busca.

El sistema de adivinación por las runas, es quizás la menos conocida en Europa, pero sin duda la más antigua. Fue utilizado por los Germanos, los Celtas y los Vikingos. Se utilizó como forma de escritura y su uso se conservó en el norte de Europa casi hasta finales del siglo XIII. Asimismo y según la vieja tradición nórdica, todos los objetos de uso diario, incluidas las armas eran más eficaces si llevan grabados algún símbolo rúnico.

Su modo de interpretación varía mucho según las tradiciones. Las piedras que forman el oráculo han de ser guijarros de rio o de mar, los antiguos elaboraban ellos mismos las runas recogiendo las piedras de los lugares que ellos consideraban sagrados, y hoy día yo sigo haciéndolo así .

Cuando no se utilicen es aconsejable que se guarden en una bolsa de color negro o en su defecto oscura, para evitar las radiaciones negativas que puedan haber en el entorno (las más recomendables son las de piel o de antelina). Antiguamente se creía que el hombre debería guardarlas en una bolsa de color negro y las mujeres de color rojo, pero hoy día todo ello está superado, y ya he llegado a comprobar personalmente que no hay problema en guardarlas ambos en una bolsa negra u oscura, pero tampoco es problema si alguna quiere la bolsa de color rojo, pero nunca de otro color.

Recuerda que este camino es para alcanzar el saber y la verdad , y para que cada símbolo, bien utilizado, pueda darte a ti o a quien tu desees lo que corresponda a cada cual. Recuerda utilízalo para el bien.

Recordad que en la adivinación o la magia, cualquier fallo puede ser definitivo, pues la frontera entre lo uno y lo otro es muy pequeña, por tanto debéis de estar muy seguros al utilizar cualquier mancia.

Y recordad que los grandes maestros druídicos tenían un lema.

 

Saber y callar, sembrar y recoger, escuchar y aprender.

Josep Salvans


 

 

 

 


Josep Salvans Parra
Alberto José Sánchez Gracia
© 2008 - 2014, Centro de Energía Cuántica y Ciencias Evolutivas®