La Hipnosis

¿Qué es la hipnosis? Hipnología, hipno (sueño), logía (ciencia). Es un proceso neurofisiológico. Es un estado especial de la mente que permite acercarnos hacia el inconsciente para dar solución a distintos trastornos fisicos y mentales, o incentivar actitudes deseadas que voluntariamente parecen resistirse. El mecanismo básico es la sugestión. Los estímulos auditivos, visuales, táctiles, olfativos y/o gustativos, relaja los grupos musculares del sujeto y ordena la concentración, estableciéndose un punto de conexión entre el córtex del sujeto pasivo y el hipnotizador. Dichos estímulos activan la corteza cerebral y con ella los centros de inhibición y se produce el fenómeno hipnótico. Es decir, y en pocas palabras: relajamos el consciente para llegar fácilmente al inconsciente y ofrecer las órdenes o sugestiones oportunas.

Las culturas denominadas primitivas ya utilizaban técnicas de hipnosis desarrolladas a partir de bailes rituales y cantos o el uso de la palabra o el sonido monótonamente ofrecido, haciendo conjuros respecto a poderes supuestamente mágicos, todo ello en un contexto de sacralización o de trascendencia. Su objetivo, la unión mística con las fuerzas supramateriales. Los estados alterados de la mente que se producían provocaban alucinaciones y visiones, dominaban el cansancio, se curaban trastornos funcionales y llegaban fácilmente a producir estados catalépticos. Esta característica era aprovechado por el druida o chamán de turno, para curar o reordenar las disfunciones físico-psíquicas del individuo o la colectividad.

La primera muestra de la existencia de la hipnosis fue descubierta en un papiro egipcio de la ciudad de Ebers, con una antigüedad de más de 3.000 años. Desde Egipto la hipnosis se extendió a Persia, la península anatolica, India y China. En Grecia, en el templo de Asclepios (Escolapio) dios de la medicina, la hipnosis era practicada por los sacerdotes.

Después de distintos personajes de la filosofía y de la medicina antigua, el hito en el mundo de la hipnosis llega de la mano de Frederick Franz Antón Mesmer (Suabia-Alemania-1734) se doctoró en medicina y filosofía en la universidad de Viena (1766), su tesis doctoral titulada “De Planetarum influxu” desarrolla la idea de la existencia de una energía etérica, creadora de la materia que lo penetra todo y que ejerce una gran influencia en los seres humanos. Posteriormente tal energía recibirá el nombre de magnética. La primera curación importante la realiza en 1773. La paciente Francisca Oesterlin, sufre desmayos, melancolía, retención de orina, parálisis transitoria y fuertes crisis convulsivas. Mesmer le aplica su técnica, junto con imanes, y la joven cura inmediatamente, con el consiguiente revuelo en el mundo científico. Más tarde ejercería tratamientos bajo el nombre de fluido magnético.

A partir de aquí distintos científicos en cada época cogieron el testigo de la hipnosis, transformado y puliendo su tratamiento y práctica hasta llegar a nuestros días.

Podríamos estar hablando de la hipnosis sin parar y llenar varias páginas pero terminaremos diciendo que existe hoy en día, una técnica muy depurada, siempre que se practique por profesionales, y que por distintos grados de profundidad, se puede llegar a resultados realmente extraordinarios, tanto si hablamos de sugestión actual, de regresión o de progresión. En todo el proceso no importa el por qué sino más bien, el conseguir la solución de los problemas y obtener el bienestar de los pacientes.

Josep Salvans
Alberto José Sánchez

Terapias:
630738445

Más información

 

 


Alberto José Sánchez Gracia
© 2008 - 2015, Centro de Energía Cuántica y Ciencias Evolutivas®